Piel Grasa

La piel grasa se debe a un exceso de producción de las glándulas sebáceas, lo cual es difícil de tratar debido a que no se conocen aun agentes que disminuyan significativamente esta producción y tampoco están tan claros los mecanismos exactos que predisponen a ello. Por lo que se requiere una buena rutina de limpieza, sin elementos muy abrasivos que terminen dañando la barrera cutánea, y menor humectación.

Ritual Diario para día y noche

Paso 1: Limpieza de rostro con productos que tengan ingredientes que limpien, pero no destruyan la barrera cutánea, esencial para retener el agua en la piel, evitando su pérdida. De nuestra línea sugerimos: Loción de Limpieza Tónica Azahar- Hibisco, por su combinación de elementos que limpiaran, tonificarán y humectaran la piel, manteniendo equilibrada.

Paso 2: Hidratar externamente tu piel, permitiendo mantener el 10% de agua en ella, esencial para sentirla normal. Sugerimos Bruma Facial Hidratante, la cual aportará un combo de hidratación a tu piel.

Ritual Semanal

Una o dos veces a la semana realizar una limpieza profunda del rostro, con ingredientes que te permitan absorber el exceso de grasitud, disminuir los poros, balancear el exceso de producción sebácea. Sugerimos realizar una limpieza con vapor utilizando nuestro Botanical Facial Steam, mezcla floral y herbal  que te permitirá, una vez dilatados los poros con el calor, limpiarlos y con ello disminuirlos.

Luego sugerimos aplicar nuestra Mascarilla de Limpieza 3 en 1 la que contiene Maqui, Goji, Hibisco, Manzanilla y Rosa Mosqueta, más arcilla blanca. Aplica una capa en todo el rostro, y dejar entre 10 a 15 minutos, de manera de absorber las impurezas con la arcilla blanca, para luego nutrir la piel con la vitamina C y los antioxidantes de sus plantas, para finalmente retirarla exfoliando suave y naturalmente la piel. Aplicar tres gotas de Serum Iluminación para terminar.